Extremadura Los centros de salud extremeños, vigilantes ante la alerta por los casos de viruela del mono

Reino Unido y Portugal ya han confirmado casos de esta enfermedad, mientras que se están analizando casos sospechosos en Madrid

Tania Agúndez
TANIA AGÚNDEZ Badajoz

Los centros de salud de Extremadura están muy atentos a la nueva alerta sanitaria en España y en Europa después de que el Ministerio de Sanidad haya pedido a las comunidades autónomas que estén pendientes a posibles casos de viruela de los monos tras encontrar 23 sospechosos en Madrid. El Centro Nacional de Microbiología (CNM) está analizando muestras para confirmar que se trata de esta enfermedad, de la que se han registrado casos en varios países en los últimos días.

Desde el Servicio Extremeño de Salud (SES), confirman que ha recibido la alerta emitida por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), dependiente del Ministerio de Sanidad, sobre la infección por 'Poxvirus', conocida como «viruela de los simios» o «monkeypox». Aunque aseguran que en la región no se ha detectado ningún caso sospechoso que pudiera vincularse a esta patología, desde el SES ya han activado el protocolo de actuación para abordar este tipo de alertas sanitarias.

De este modo, en los centros de salud de la región ya están sobre aviso y muy vigilantes por si llegan pacientes con síntomas compatibles con la viruela de los monos. Desde el SES explican que la dirección general de Salud Pública del SES se ha puesto en contacto con las ocho áreas de salud de Extremadura para comunicarles que, si identifican casos con clínica compatible con esta enfermedad que cumplan los criterios epidemiológicos, deben notificarlo de forma urgente a la dirección de salud del área correspondiente. «Es necesaria también la notificación urgente al CCAES», concretan desde el SES.

La voz de alarma la dio Reino Unido hace unos días, cuando informó de un brote con varias personas afectadas. La Agencia de Seguridad Sanitaria de ese país especificó que todos los afectados son hombres que han mantenido relaciones con otros hombres, aunque no hay un vínculo epidemiológico entre ellos, lo que apunta a la existencia de diferentes cadenas de contagios. Mientras, Portugal también ha confirmado ya tres casos en Lisboa, aunque tiene otros dos sospechosos y quince bajo investigación. En Madrid hay ocho casos en estudio. «Debido al reciente aumento de los casos y las dudas sobre cómo se infectaron algunas de las personas, estamos trabajando de manera estrecha con los socios de Sistema Nacional de Salud (NHS) para identificar si puede haber más casos en las últimas semanas, así como con los socios internacionales para saber si se han producido aumentos similares en otros países», recalcan desde la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela símica, conocida como viruela del mono, es una enfermedad rara que se da principalmente en las zonas remotas de África central y occidental, cerca de las selvas tropicales. Este virus es transmitido a las personas por diversos animales salvajes, como roedores y primates, pero, según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), también tiene una propagación secundaria -aunque limitada- a través de la transmisión de persona a persona.

Se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968. Desde entonces, la mayoría de los casos notificados proceden de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y el África occidental.

En 2003 se confirmaron casos de viruela de los monos en Estados Unidos, la primera vez que se detectó la enfermedad fuera de África. Sin embargo, la alarma se ha activado ahora en Europa tras el brote generado en Reino Unido. El virus no se propaga fácilmente entre las personas y el riesgo para la población parece bajo. Sin embargo, los casos más recientes detectados en Reino Unido «se encuentran en comunidades de homosexuales y bisexuales», ha indicado en un comunicado la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido. De hecho, desde este organismo han pedido específicamente a los hombres homosexuales y bisexuales «que estén pendientes de cualquier erupción o lesión inusual en la piel y que lo comuniquen con urgencia».

Síntomas

Según la OMS, la infección se produce por contacto directo con la sangre, líquidos corporales o lesiones de la piel o mucosas de animales infectados. La transmisión secundaria -de persona a persona- puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias, como saliva y gotas que emitimos al hablar o toser; por contacto con las ampollas de una persona infectada; con los objetos contaminados recientemente con los fluidos y las lesiones cutáneas del paciente; así como por los restos de piel y la costra que se desprenden de esas erupciones. El contacto con las heces de un afectdo y las relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición.

Los síntomas iniciales de la viruela del simio incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Se puede desarrollar una erupción, que suele comenzar por la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo.