El SES recupera a Javier Valadés para el área de salud de Don Benito-Villanueva

Javier Valadés en una foto de archivo. /HOY
Javier Valadés en una foto de archivo. / HOY

El gerente dimitió de su cargo en noviembre tras conocerse que le había sido retirado el carné de conducir

REDACCIÓN

Francisco Javier Valadés Rodríguez volverá a asumir la gerencia del área de salud de Don Benito-Villanueva nueve meses después de haber presentado su dimisión. El Servicio Extremeño de Salud (SES) le ha propuesto tras el nombramiento de Vicente Caballero como director general de Planificación, Formación y Calidad Sanitarias y Sociosanitarias.

Valadés presentó su renuncia al conocerse que le había sido retirado el carné de conducir durante ocho meses por dar positivo por alcohol en un control de tráfico en las inmediaciones de Don Benito. Arrojó una tasa de 0,65 mg/l (el máximo es 0,25). Además de la multa económica, también tuvo que realizar un curso de formación en una autoescuela, que ya cumplió en Mérida, su localidad de residencia.

«No esperaba que volvieran a contar conmigo, pero creo que estoy preparado, que tengo formación y si cabe más ilusión que antes», aseguró ayer a este diario. El SES tiene previsto presentar mañana a los ocho gerentes de las correspondientes áreas de salud extremeñas.

En noviembre, cuando trascendió la noticia, desde el SES se destacó la buena labor desarrollada a su juicio por Valadés al frente de la gerencia de Don Benito-Villanueva. Ese criterio es el que más ha pesado ahora para volver a contar con sus servicios.

Valadés también renunció a su acta de concejal en Herrera del Duque, aunque volvió a formar parte de la candidatura municipal socialista en las elecciones de mayo, en el número 7, y volvió a salir elegido edil. Durante este tiempo ha ejercido como médico de Atención Primaria en Don Benito.

«Estoy ilusionado porque quedaron cosas por hacer, aunque tenía un equipo directivo muy implicado. Pero tengo muchas ganas de trabajar en un área importante, que atiende a 150.000 personas, cuenta con 1.800 trabajadores y tiene dos retos que afrontar: la gran dispersión demográfica y la fidelización de los profesionales». Valadés se refiere a poder contar y retener a especialistas, «un problema que no es único de Don Benito-Villanueva».

Respecto al otro gran proyecto pendiente, la construcción del nuevo hospital, apunta que es un objetivo a «medio-largo plazo» «Ya se ha dado un paso importante con la disposición por fin de los terrenos, y falta la financiación, unos 120 millones que tendrá que ser de fondos europeos».

Valadés reconoce que cuando volvió a recibir el ofrecimiento «lo consulté con la familia, porque la política ya sabemos que no siempre es un camino de flores, pero sinceramente, creo que estoy preparado».