Vista aérera de un aeródromo en Asturias . / HOY

El promotor de un aeródromo en Cijara pide permiso para iniciar la obra

El proyecto, ideado hace ocho años, irá en una finca de 7.000 hectáreas de Helechosa de los Montes propiedad de la familia Fierro

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Una pista de aterrizaje para impulsar la práctica de la caza, el desarrollo del turismo rural y para ser usada en caso de incendios forestales. El aeródromo El Membrillar, en el entorno de la presa de Cijara, en La Siberia, afronta los últimos pasos administrativos para poder comenzar las obras a corto plazo, ocho años después de que se ideara. El Ayuntamiento de Helechosa de los Montes, en cuyo término municipal (630 vecinos) se sitúa, ya ha recibido la solicitud de la licencia de obras. El Consistorio la expedirá cuando se presente una información adicional.

En junio del año pasado, HOY informó de que el Ministerio para la Transición Ecológica concedía el visto bueno ambiental al proyecto del aeródromo El Membrillar, situado en la finca del mismo nombre, al noreste de la provincia de Badajoz. Una finca de 7.000 hectáreas y que linda con el límite provincial de Ciudad Real.

La promotora, Agropecuaria El Membrillar, es una empresa propiedad de Guillermo Fierro Eleta, miembro de una rica familia asociada a la banca y al monopolio del fósforo en el siglo XX. Su grupo es dueño de bancos de tamaño medio en varios países de América Latina.

La instalación pretende potenciar el turismo rural y cinegético en toda la comarca

Características

El administrador único de la sociedad agropecuaria, con sede en la madrileña plaza de República Argentina, es Quintín Fernández López. La empresa, que se dedica a la comercialización de ganado vacuno y a la actividad cinegética, es la que ha presentado el proyecto de construcción de un aeródromo de uso restringido que tendrá una media de menos de un vuelo diario.

Se empleará para dar apoyo al turismo rural y cinegético en las comarca de la Jara y la Siberia, según explicaba la memoria del proyecto.

La instalación será de uso privado, pero se podrá emplear para servicios de protección civil y como base operativa para la prevención y lucha contra incendios forestales. Una cualidad muy interesante al abarcar zonas boscosas muy importantes en la comunidad autónoma como son las estribaciones de los Montes de Toledo en territorio extremeño, especialmente las de las comarcas de La Siberia y Villuercas-Ibores-Jara.

Los núcleos de población más cercanos son Bohonal de los Montes (pedanía de Helechosa), que se halla a 8,20 kilómetros; Horcajo de los Montes, pueblo de Ciudad Real, situado a 9,82; Villarta de los Montes, a 17,20 kilómetros, y Helechosa de los Montes, a 20,08.

El aeródromo tendrá una pista de aterrizaje de 1.650 metros de longitud y una anchura de 23 metros. Se construirá en dos tongadas de hormigón asfáltico sobre una superficie de 119.317 metros cuadrados. Al mismo tiempo contará la instalación proyectada con un estacionamiento para aviones de 60 por 30 metros y una calle de rodaje de 54 metros de longitud y 20 metros de anchura.

No dispondrá de aprovisionamiento de combustible y sistema de lavado de aviones, ni servicios de luz ni agua. En cambio contará con un camión contra incendios con un mínimo de 2.300 litros de agua y 200 litros de espumógeno. La totalidad de la superficie del aeródromo quedará rodeada con una valla metálica cinegética de 1,5 metros.