Extremadura perdió 4.697 habitantes en 2021 y sitúa su población en 1.053.302 personas

En España, sin embargo, aumentó el número de residentes hasta la cifra récord de 47.432.805

REDACCIÓN MÉRIDA.

Extremadura perdió 4.697 habitantes durante 2021, un 0,44%, por lo que su población se situó el 1 de enero de 2022 en 1.053.302 personas.

La provincia de Badajoz perdió 2.594 habitantes y la de Cáceres, 2.103, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según los mismos datos del INE, la población nacional se redujo en Extremadura en 5.172 personas durante 2021 con respecto al año anterior, pero se compensó algo con la llegada de los habitantes extranjeros, que se incrementaron en 475 personas.

En total, los residentes extranjeros en Extremadura alcanzaron los 37.083 a fecha 1 de enero de 2022, según el INE, que apunta además que en la región extremeña se produjo un saldo migratorio exterior positivo de 973 personas e interior negativo de 545 personas.

En el conjunto del país, un saldo migratorio positivo de 148.677 personas impulsó el crecimiento de la población de España que alcanzó un nuevo máximo de la serie del INE al situarse en 47.432.805 habitantes a 1 de enero de 2022, según los datos provisionales de población y la estadística de migraciones de 2021.

La población residente en España aumentó en 34.110 personas durante 2021 y se situó en 47.432.805 habitantes a 1 de enero de 2022 por lo que, tras seis años consecutivos creciendo, la población alcanza un nuevo máximo desde el comienzo de la serie.

Más extranjeros

En concreto, a enero de 2012 la población era de 46.818.216 para a bajar en enero de 2013 a 46.727.890 y seguir descendiendo en enero de 2014 (46.512.199), enero de 2015 (46.449.565) y enero de 2016 (46.440.099). El ascenso empezó en enero de 2017 (46.527.039), prosiguió en 2018 (46.658.447) y continuó en 2019 (46.937.060), 2020 (47.332.614) y en 2021 (47.398.695).

El crecimiento anual de la población fue del 0,07% en 2021, desde el 0,14% de 2020. El aumento poblacional del año 2021 fue fruto de un saldo vegetativo negativo de 113.023 personas (336.247 nacimientos, frente a 449.270 defunciones), compensado por un saldo migratorio positivo de 148.677 personas (hubo 530.401 inmigraciones procedentes del extranjero y 381.724 emigraciones con destino al extranjero).

De este modo, el crecimiento poblacional de España se debió al incremento de extranjeros, ya que las de nacionalidad española se redujeron. Así, el número de extranjeros aumentó en 49.612 personas durante 2021, hasta un total de 5.417.883 a 1 de enero de 2022. Este incremento respondió, en su mayor parte, a un saldo migratorio positivo de 153.094 personas.