Olga García. / JUNTAEX

El Ejecutivo regional vigila los desembalses y avisa que la situación es peor que en 2021 por la falta de lluvias

REDACCIÓN MÉRIDA.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, advirtió ayer que la Junta de Extremadura está «vigilante» con los desemblases y aseguró que la situación este año es «peor» que en 2021 al haberse producido menos precipitaciones.

Olga García expuso que el Ejecutivo regional está «en coordinación» con los organismos competentes.

«Vigilantes, preocupados, no solamente por la cuenca del Tajo sino especialmente también por la cuenca del Guadiana, especialmente en dos mancomunidades, como son Tentudía y Molinos», sostuvo ayer a preguntas de los medios por los aprovechamientos hidroeléctricos que se produjeron el pasado año en la región, según informa Ep.

Cambio en la Ley de Aguas

De igual forma, la consejera re cordó que la Junta ya manifestó su rechazo ante las situaciones que en este sentido se produjeron el año pasado y reclamó entonces al Gobierno de España, que es el «competente» en la gestión de las cuencas, actuaciones que se produjeron con la modificación de la Ley de Aguas.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad hizo estas declaraciones en una rueda de prensa ofrecida ayer en Mérida en la que presentó el balance de energía eléctrica de Extremadura en 2021.