Cora Alpha prevé atraer a Castilblanco a 3 millones de visitantes en 2023

Presentación del parque de ocio el pasado 3 de diciembre en Mérida./HOY
Presentación del parque de ocio el pasado 3 de diciembre en Mérida. / HOY

Los promotores de Elysium City reconocen que las comunicaciones con La Siberia son «mejorables» y que se necesita una infraestructura «más potente»

EUROPA PRESS

Cora Alpha, la promotora del centro de ocio proyectado en Castilblanco, prevé iniciar su construcción a finales de 2019, fecha en la que se iniciará la primera de las tres fases en las que se ha dividido el proyecto, que concluirá en 2023, tras lo cual abrirá sus puertas con la previsión de atraer a 3 millones de visitantes el primer año de funcionamiento.

Para cumplir estos plazos, los promotores trabajan actualmente en la búsqueda de financiación para iniciar las obras de un proyecto que se desarrollará durante 20 años, y para lo que prevé una inversión total de 13.700 millones de euros.

Elysium City prevé generar en su primer año de construcción 6.000 puestos de trabajo, y tiene una perspectiva de futuro de mantener entre 55.000 y 60.000 empleos, entre directos e indirectos, haya completado sus tres fases.

La asistente ejecutiva de Operaciones, Patricia Pedraza Freeman, ha señalado sobre la financiación del proyecto, bautizado como Elysium City, que es un asunto en el que se está trabajando con «varias reuniones», si bien ha aclarado que «los avales están en regla».

Asimismo, en la presentación del proyecto este viernes en el stand de Extremadura en Fitur, ha dicho que dadas las dimensiones del proyecto, en estos momentos «se está tratando ahora de conseguir la financiación del año uno».

En este sentido, ha señalado que salvo la primera de las tres fases, las otras dos están «vivas, abiertas a cambios, sujetas a modificaciones», por lo que la financiación está «abierta a nuevos inversores y grupos».

Por otro lado, sobre las infraestructuras necesarias para trasladar hasta este enclave situado en la Siberia extremeña a los 3 millones de visitantes que Cora Alpha prevé atraer el primer año de funcionamiento, desde la compañía reconocen que hay aspectos que son «mejorables», según ha dicho el director de Comunicación de la compañía, Ignacio Sojo.

No obstante, ha añadido que estos aspectos «se están mejorando» y que «se van a mejorar mucho más». De hecho, considera que el propio proyecto «contribuirá a que mejore la situación» actual, en relación a las incidencias en el servicio ferroviario regional.

Sin embargo, y dado el volumen de público que se espera, incluso si solo fuera un millón de personas, «a la fuerza habrá que crear una infraestructura más potente», ha dicho Pedraza Freeman. En este sentido, ha apuntado que «probablemente» se habilitará el aeropuerto de Ciudad Real «para este proyecto».

Los promotores han ofrecido las cifras globales de este macroproyecto que contempla la construcción de casinos, hoteles de cinco, cuatro y tres estrellas, un campo de golf, tres marinas, tiendas, un helipuerto, un estadio con capacidad para 40.000 espectadores (20.000 en la primera fase), y una zona residencial con 2.000 unidades familiares (ampliable a 2.500), todo ello conectado con tecnología 5G.

Así, la oferta de ocio será amplia, según sus promotores, de tal forma que el juego solamente será «una vertical más del proyecto», ha dicho Sojo, quien ha subrayado que se ha solicitado la licencia máster para la apertura de cuatro casinos.

Sostenible «desde sus raíces»

El director de Comunicación y Sostenibilidad de Cora Alpha, Ignacio Sojo, ha remarcado que la ubicación elegida para este parque de ocio es «idónea» por la legislación con la que cuenta Extremadura, pero también por su ubicación, dada la distancia a la que se sitúa de dos grandes ciudades como Madrid y Lisboa, así como del aeropuerto de Ciudad Real.

Un proyecto que ha remarcado que pese a sus dimensiones, y a que se sitúa próximo a un enclave natural de valor ecológico, pretende ser «sostenible desde sus raíces».

De hecho, se contempla un cálculo constante y desde el inicio de la huella de carbono que deja el proyecto, de tal forma que se pondrán en marcha medidas para neutralizarla. También se medirán las emisiones lumínicas y acústicas. Además, a nivel paisajístico se respetará las Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) del embalse de Orellana junto al que se ubicará el parque de ocio.

Sojo ha definido Elysium City como un «parque para la familia, de ocio, temático», que ocupará una superficie de 1.200 hectáreas, ampliables a 1.400, que reservará el 30 por ciento del total para la plantación de árboles, para centros de recuperación de aves y fauna, entre otros proyectos sostenibles, a pesar de que la Ley extremeña de grandes instalaciones de ocio (LEGIO), prevé destinar a este fin el 10 por ciento.

Por otro lado, en línea con la estrategia medioambiental de la comunidad autónoma, se desarrollará siguiendo los preceptos de la economía circular, de forma que se utilizará piedra y material de la zona para la construcción de marinas y los edificios.