Borregos decomisados a los cinco detenidos en una de las furgonetas. / HOY

Sucesos Extremadura Cinco detenidos por el robo de más de 300 borregos y 11 toneladas de material ferroviario en Extremadura

Se les atribuye hechos delictivos en la estación de trenes de Almorchón y en explotaciones agro-ganaderas de Campanario, Esparragosa de Lares, Navalvillar de Pela y Talarrubias

REDACCIÓN

Cinco detenidos, todos ellos con antecedentes penales, por su presunta implicación en nueve robos en la provincia pacense. Los cinco son vecinos de la localidad de Orellana la Vieja, con edades comprendidas entre 29 y 35 años.

La Guardia Civil les atribuye dos robos en la estación ferroviaria de Almorchón y en siete explotaciones ganadreas de Campanario, Esparragosa de Lares, Navalvillar de Pela y Talarrubias, además de delitos de maltrato animal y usurpación de estado civil.

Los delitos fueron cometidos el pasado mes de marzo y desde entonces los equipos Roca de la Guardia Civil de Villanueva de la Serena y Talarrubias investigaban a esta banda siempre actuaba de la misma manera, aprovechaban la noche, en ausencia de operarios y moradores, para forzar los accesos de las instalaciones.

Tornillería sustraída de la estación ferroviaria de Almorchón. / HOY

Tras tenerlos identificados, los agentes interceptaron dos furgonetas conducidas por alguno de los detenidos y hallaron 86 corderos que transportaban sin garantías de bienestar animal, en malas condiciones y hacinados, que provocó la muerte de ocho de los animales. La Guardia Civil ha conseguido averiguar que esos animales fueron sustraídos en una explotación ganadera esparragalense y que las furgonetas utilizadas en el transporte las habrían alquilado previamente.

Usurpación

El desarrollo de la investigación, con las declaraciones de testigos, revisión de imágenes e inspecciones en los lugares de los robos, llevó a aclarar que los autores se desplazaban siempre con los mismos vehículos, incluso en alguna ocasión alquilados a nombre de terceras personas sin su consentimiento para dificultar que se les relacionara en los hechos delictivos.

Los agentes también esclarecieron que se apoderaron de 1.800 litros de combustible de las explotaciones asaltadas.

Material ferroviario

Otra de las pruebas que llevó al equipo de la Guardia Civil a relacionar a los detenidos con los robos fue la inspección de un centro de reciclaje de Puebla de Alcocer, donde pudieron recuperar los 11.000 kilos de tornillería sustraídos en la estación y que fueron entregados para su venta por integrantes del grupo.

La operación aún no está cerrada y la Guardia Civil continúa las gestiones para tratar de localizar el resto de los corderos sustraído, así como de averiguar si los ahora detenidos pudieran estar implicados en otros hechos delictivos en las mismas comarcas.

Las diligencias por los robos, además de la acusación por delitos de maltrato animal y usurpación de estado civil, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Villanueva de la Serena.