Los Rincones celebran su decimotercera edición

En la mañana del domingo se sortearon las barreras

Coral Unificada Santa Cecilia ( J.Trenado)
Como cada año gran éxito de publico

         Música y diversión para todos . Un año mas la fiesta de los Rincones en Talarrubias fue un gran éxito de público, que repartido por cada uno de los rincones primero, y después degustando los productos que se ofrecían en cada una de las posadas.

 

       Son ya trece ediciones de esta fiesta que en su origen fue preparada como homenaje a los emigrantes que regresaban a nuestra tierra por estas fechas, sin dejar de ser ese homenaje a los que vienen , es también un motivo para dentro de una noche de fiesta  poder mostrar ese amplio  repertorio de platos típicos que cada  vez son menos frecuentes en la cocina casera.

 

      A pesar de que el presupuesto en la presente edición ha sido considerablemente mas bajo que en ediciones anteriores, la noche resulto fenomenal. El flamenco, la copla ,el canto coral , los Sabineros, cada uno con sus seguidores o curiosos de conocer el estilo triunfaron en la noche, pero los que sin duda triunfaron fueron los cocineros y cocineras que prepararon esas migas o esos repápalos que estaban como para repetir, y que decir de ese queso o ese chorizo de galga, Todo de maravilla a pesar de la bochornosa noche, y desde luego es una manera de empezar a cargar pilas para los días que nos esperan.

 

Sorteo de las barreras

      Y en la mañana de ayer domingo se sortearon las barreras, un hecho que en estos momentos no va mas allá de sacar por medio de las papeletas de aportación a las fiestas que realizan los vecinos de Talarrubias, asociados en peñas, y asignar a cada cual el lugar que debe ocupar en los festejos taurinos que se celebraran dentro de la semana de fiestas.

      Durante muchísimos años , en la plaza , en el patio del instituto o en su ubicación actual, lo realmente interesante era la rivalidad entre " vecinos de barrera" por ver quien terminaba antes y así se podía ir a degustar la caldereta que era típico  , se preparaba como remate.

      Verdaderos piques entre los especialistas en atar los palos, porque para hacer los agujeros del suelo podía valer cualquiera, pero lo de atar, era cosa de especialista, que además lo llevaban a orgullo y que podía pasar de padres a hijos. Hoy en día las barreras están hechas, los especialistas ya no son necesarios y por tanto también habrán perdido su estatus otro grupo de aquellos días, con menos fama, pero de verdadera importancia en el sistema : Los encargados de ir a por el aguardiente y los churros. Cosas de los adelantos.