Más de 7.000 integrantes de las bolsas del SES trabajan este verano

Más de 7.000 integrantes de las bolsas del SES trabajan este verano

Los sindicatos aseguran que las contrataciones, además de precarias en la mayoría de los casos, son insuficientes

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Más de 7.000 integrantes de las bolsas de empleo del Servicio Extremeño de Salud (SES) están trabajando este verano, realizando sustituciones en los centros sanitarios repartidos por las ocho áreas de salud, según la información facilitada por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.

El SES, con una plantilla global que ronda los 15.000 trabajadores, tiene 97 bolsas de trabajo de otras tantas especialidades que están operativas. En realidad, la inmensa mayoría de las que existen en la sanidad extremeña, porque «solo quedan por convocarse las bolsas de trabajo de categorías en las que hay un escaso número de plazas y que afectarán a un número muy reducido de aspirantes, como las categorías de cocinero, telefonista o lavandero», dice el departamento que dirige José María Vergeles.

En las bolsas de empleo hay inscritas 62.697 personas, pero son 31.346 aspirantes los que han superado la puntuación de corte, por tanto los que han tenido opción de trabajar durante el año. Esta puntuación se calcula teniendo en cuenta el número de aspirantes inscritos y el número previsible de nombramientos temporales a realizar en el periodo de un año en cada categoría, más el porcentaje necesario de reserva que garantice que hay aspirantes disponibles suficientes en las bolsas de trabajo. Y de esos 31.346 inscritos, 7.184 han sido nombrados para hacer sustituciones este verano en los diferentes centros sanitarios de Extremadura.

Aunque las contrataciones han alcanzado a diversas categorías, las más numerosas abarcan a enfermeros (2.529), técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (1.336) y celadores (1.069). El resto, entre otras especialidades numerosas entre las que se han distribuido las contrataciones de verano, han alcanzado a auxiliares administrativos (544), médicos de familia en Atención Primaria (259), pinche (228), técnico especialista de laboratorio (215) y técnico especialista en radiodiagnóstico (156).

En total más de 7.000 contratos, un número similar al de los años anteriores y con el que, según ha venido manteniendo el SES, se cubren las necesidades de personal del sistema extremeño con motivo del periodo vacacional en el que también Sanidad considera que disminuye la demanda asistencial.

Las valoraciones

«El ciudadano no elige cuándo ponerse enfermo, pero con la excusa de que baja la demanda se cierran unidades y camas en las ocho áreas y no se cubren las necesidades de personal, como tampoco se hace durante el resto del año», afirma Damián Cumbres, del sindicato de enfermería Satse.

Asegura que en cuanto a enfermeros, matronas y fisioterapeutas, «lo que se ha cubierto con los contratos del verano es un tercio de las necesidades reales». Y añade que «se ha hecho fundamentalmente en Atención Primaria, por lo que un verano más hay escasez en los hospitales». Sin olvidar, según Damián Cumbres, que «los contratos que se hacen, en el mejor de los casos, son de dos meses y medio, pero también hay muchos de 15 días».

«Las contrataciones son por semanas y días en muchos casos», ahonda Emilia Montero, de CSIF, «además de tardías». Esta central considera que el SES, «un año más, no ha hecho la planificación oportuna». Reitera que las sustituciones, «deben ser del 100% tanto en Atención Primaria como en Especializada y es posible alcanzar ese porcentaje con previsión, porque los responsables sanitarios saben en mayo los periodos de vacaciones de su personal».Por eso, insiste, «los contratos deben realizarse desde el 1 de junio al 30 de septiembre».

Por su parte, respecto al colectivo de más difícil sustitución en la región, el presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Extremadura, Carlos Arjona, asegura que «se ha sustituido hasta donde se ha podido, no más por falta de médicos». Explica que en los hospitales, «no se han contratado facultativos porque la mayoría de las especialidades son deficitarias en el conjunto del país». Y en cuanto a las 259 de médicos de familia en Atención Primaria, en los centros de salud por tanto, que cifra el SES, Arjona afirma que «solo son 33 los nuevos contratos que se han hecho correspondientes a los MIR que se han quedado en la región; el resto de contrataciones son de médicos de Atención Continuada, los que trabajan los fines de semana, a los que se ha hecho un 'añadido' para que pasen consulta por las mañanas».

Con estas contrataciones y con las duplicidades de consulta que asumen otros médicos de los equipos, «se está dando el servicio necesario y por eso la población apenas lo está notando; son muchos los médicos en Extremadura que están haciendo un importante esfuerzo», zanja Carlos Arjona.